4. Conclusiones

Catalunya mantiene por tercer año consecutivo la quinta posición de digitalización en su economía y sociedad, este año con un 62,36%. Esta destacada posición se sustenta especialmente en la Conectividad y los Servicios públicos digitales. Se sitúa a muy poca distancia del llamado "grupo nórdico" formado por Dinamarca, Finlandia, Suecia y Países Bajos, que lidera la digitalización de la economía y la sociedad en Europa. Analizando el conjunto del desempeño para el índice DESI se aprecia que Catalunya sigue contando con un desarrollo superior a la media europea en todas las dimensiones, consolidando por tanto su fortaleza digital.

Catalunya ha mejorado en todas sus dimensiones, aunque este incremento no siempre se traduce en la obtención de una mejor posición relativa en el conjunto de los estados de la UE-27. En Capital humano ha avanzado dos posiciones respecto 2020, en Servicios públicos digitales ha avanzado una, en Integración de tecnología digital en las empresas se ha mantenido y en Connectividad ha retrocedido dos posiciones.

Sin embargo, la Conectividad sigue siendo el punto fuerte y la base de la digitalización en Catalunya, especialmente en cuanto a la implantación y la cobertura de banda ancha fija, ocupando el tercer puesto en el ranking de la UE-27 y sólo por detrás de Dinamarca y Países Bajos.

El Capital humano avanza satisfactoriamente y tanto las competencias digitales genéricas como las relativas a personas TIC se mantienen por encima de la media del conjunto europeo. Sin embargo, habría que mejorar el número de personas especialistas TIC en el mercado laboral, y especialmente de mujeres.

La Integración de tecnología digital en las empresas sigue mostrando buenos resultados, especialmente en lo que se refiere al comercio electrónico de las Pymes y sus ventas transfronterizas. Las empresas catalanas muestran, por lo general, un buen nivel de digitalización.

Por otro lado, el grado de digitalización de la Administración Pública en Catalunya sigue avanzando a buen ritmo, y más teniendo en cuenta que ya venía de una posición bastante destacada, con resultados muy positivos y por encima de la media europea en el conjunto de indicadores.

En definitiva, del análisis de los resultados del DESI 2021 se desprende que Catalunya goza de un destacado nivel de digitalización y avanza adecuadamente en la transformación digital de la sociedad y la economía. Sin embargo, es necesario mantener los esfuerzos para la transformación digital del país, tanto desde el ámbito público como desde el sector privado, para consolidar su posición líder en el conjunto de los estados de la UE-27.